1. Busque (y encuentre) sus puntos fuertes. Si lo que busca es vender más, lo primero que tendrá que hacer es partir de aquello que le hace fuerte en su mercado de referencia. Muchas compañías han crecido en tiempos de crisis, partiendo de sus propias fortalezas. Apple es un claro ejemplo de crecimiento a partir de sus puntos fuertes, introduciendo un nuevo producto (iPhone), partiendo del background tecnológico que poseía.
  2. Apueste por el marketing. Dejar de invertir en estrategias de marketing y publicidad puede ser el principio del fin. Si las ventas bajan, éste es precisamente el momento de planificar posibles salidas, lo que lleva a replantearse el negocio o el producto/servicio. Es tiempo de ir a buscar clientes de forma activa y para ello es necesario conocer su perfil.
  3. Oriéntese a necesidades. En tiempos de crisis es más necesario que nunca ponerse en la piel del cliente: ¿Qué es lo que necesita? ¿qué le motiva? ¿cómo se puede llegar a conectar con lo que desea? Muchas marcas de productos de alimentación han derivado hacia productos más posicionados en otros segmentos, en los que la unidad familiar ya no es la referencia; han proliferado multitud de productos de comida rápida para singles, por ejemplo.
  4. Convierta atractivos sus precios. Puede parecer una contradicción, pero en tiempos de crisis no conviene utilizar estrategias de precios. Si se entra en una guerra de precios con la competencia, los resultados pueden ser devastadores si no se dispone de un margen holgado. Es, pues, momento de hacer promociones u ofertas atractivas que no dañen dicho margen, como por ejemplo, regalar productos/servicios que no tengan salida, de forma complementaria a la compra.
  5. Venda productos/servicios complementarios. Se trata de vender varios productos/servicios relacionados, lo que hace que la venta de uno suponga la más que posible venta del otro. Con esta estrategia de ventas, se trata de cubrir todo el espectro de necesidades del cliente, incluso crear o despertar en él nuevas necesidades que hasta ahora no habían salido a la luz.